Category Archives: Mitos griegos

El mito griego del minotauro

El Minotauro (toro de Minos) es una figura mitológica creada en la antigua Grecia. Con la cabeza y la cola de un toro en el cuerpo de un hombre, este personaje nubló la imaginación de los griegos, produciendo miedo y terror. Según el mito, la criatura vivía en un laberinto de la isla de Creta, que fue gobernado por el rey Minos.

El mito griego del minotauro

Forma parte de los mitos y leyendas cortas y surgió por una falta de respeto al padre de los mares, Poseidón. El rey Minos, antes de convertirse en rey de Creta, había hecho una petición a Poseidón para poder convertirse en rey. Poseidón aceptó el pedido, pero pidió a cambio que Minos sacrificara en su honor a un hermoso toro blanco que saldría del mar. Al recibir el animal, el rey quedó tan impresionado por su belleza que decidió sacrificar a otro toro en su lugar, con la esperanza de que el dios marino no se diera cuenta.

Muy enfadado con la actitud del rey, Poseidón decidió castigar a los mortales. Hizo que la esposa de Minos, Pasifae, se enamorara del toro. No sólo acabó en amor, sino que tuvieron un hijo. De esta unión nació el Minotauro. Desesperado y muy asustado, Minos pidió a Dédalo que construyese un laberinto gigante para atrapar a la criatura. El laberinto fue construido en el sótano del palacio de Minos, en la ciudad de Knossos, en Creta.

Después de ganar y dominar en una guerra, los atenienses, que habían matado Androceo (hijo de Minos), el rey de Creta ordenó que se enviara cada año a siete hombres y siete mujeres de Atenas para ser devorados por el Minotauro.

Después del tercer año de sacrificios, el héroe griego Teseo decide ser voluntario para ir a Creta y matar al Minotauro. Al llegar a la isla, Ariadna (hija del rey Minos) se enamora del héroe griego y decide ayudarle, dándole un ovillo de hilo para que Teseo pudiese marcar el camino de la entrada y no perderse en el laberinto enorme y peligroso. Teniendo mucho cuidado, Teseo se escondió entre las paredes del laberinto y atacó al monstruo por sorpresa. Teseo le clavo una espada mágica, que le había regalado Ariadne, poniendo fin a esta terrible criatura. El héroe ayudó a salvar a otros atenienses que seguían con vida en el interior del laberinto. Finalmente abandonaron el laberinto siguiendo el ovillo de hilo que les llevó a las fueras de éste.

El mito del Minotauro es uno de los mitos y leyendas cortas más contados de la Antigua Grecia. Ha pasado de generación en generación, sobre todo por vía oral. Era una manera de enseñar a los griegos lo que podría suceder a los que la falta de respeto o tratar de engañar a los dioses.