Category Archives: Mitos

Sueños significado

Sueños significado

Sueños significado son dos palabras que están interconectadas en el instante en que una persona desea saber una interpretación sobre aquello que ha soñado. Desde luego, gracias a los avances tecnológicos tenemos a la mano un sin número de herramientas que nos permiten obtener una respuesta fiable a esta interrogante.

Toma tu teléfono móvil o abre el navegador en tu computadora de escritorio, después escribe en la barra de búsqueda sueños significado y en un parpadeo tendrás una lista con millones de sitios a los cuales puedes acceder. Aunque vale la pena decir que no todos ellos están actualizados, por lo que hay que saber elegir el adecuado.

El ser humano pasa en promedio un tercio del total de su vida acostado en una cama durmiendo. Extraño ¿no es así? Tal vez por ello sea que sentimos tal fascinación al usar términos como sueños y su correspondiente significado. A la hora de dormir, el cerebro toma el control y es ahí donde se gesta una realidad alterna en la que las leyes de la lógica tradicional no tienen cabida, puesto que en los sueños es posible realizar hazañas que de otra manera serían impensables. Tal es el caso de volar o tele transportarse a otros sitios sin tener que abordar ningún medio de transporte.

Posiblemente te estarás cuestionando ahora mismo ¿cuál es el número exacto de autores que han dedicado parte de estudios a destrozar la terminología “sueños significado”? Por lo que he podido ver, las elucubraciones que surgen de los sueños son prácticamente infinitas.

Por ejemplo, hay en Internet sitios que claman tener más de 5000 significados diferentes de lo que ocurre cuando estamos dormidos. Sin embargo, aún falta mucha simbología por descubrir, pues no hay que olvidar que cada cultura tiene su propia manera de interpretar sus sueños. Lo que quiero decir es que no opera de la misma forma el subconsciente de un hombre asiático que un latinoamericano, aunque ambos hayan experimentado un escenario similar, mientras descansaban.

Mitos urbanos la mujer que se le aparecia a los borrachos

Ciudad de México, en uno de los tantos barrios pobres de la ciudad mas poblada de latino América, se cuenta la historia de una mujer que falleció victima de un atropellamiento por parte de uno de los tantos borrachos que existen en nuestro país.

mujer fantasma

El mito urbano, cuenta que ese acontecimiento, sucedió, por los años ochentas y que desde entonces, los borrachos que andan solos, por el barrio, se les aparece a un lado del vehículo en el que circulan.

La historia, dice que Alma Delgado, una chica de apenas 20 años, que se preparaba para su fiesta matrimonial, estaba tan emocionada en uno de esos días, en que el novio se despidió, dejando su abrigo, y al correr para entregárselo, un borracho paso y la arrollo, matándola al instante.

Tumbado los sueños de esa pobre mujer, que apenas comenzaba con su vida, el borracho salio libre por influyente, pero como todos los borrachos, que ya viven alcoholizados, vuelven a beber, en unos meses después, apareció, en su carro, con los ojos abiertos y muerto de miedo, algo que vio lo asusto, hasta hacerlo morir.

Se empezó a murmurar, que la chica que fue muerta por el tipo borracho, se había vengado, desde el mas haya, ya que el carro y el borracho, aparecieron en el mismo lugar en donde mato a la chica, y en el carro, solo se encontró aparte de botellas de vino vacías, un velo, que de ahí viene el mito urbano, de la mujer.

Después de ese acontecimiento, varios tipos que venían con aliento alcohólico, se les apareció, cuando circulaban, por el lugar, en el asiento de atrás de su vehículo, y solo al ver el rostro de la mujer, y que con sus dedos cadavéricos, les decía que no tomara, algunos dejaron la bebida para siempre, solo la muerte del que mato a la chica, se le atribuye a este espanto, a los demás, solo se les dice que no tomen y manejen.

Mi entrenador es un vampiro

No era del agrado del entrenador, siempre batalle con dar el ancho de lo que buscaba siempre, todos los días me tomaba horas extras para alcanzar el nivel de excelencia que exigía, pero nunca era lo suficiente, para satisfacer sus expectativas.

vampiro

Era ya mucho lo que pedía, no era el mejor, de eso estaba seguro, pero tampoco era de los del monto, siempre entrenando de mas, con el único fin de ser tomado en cuenta para alinear en la formación del equipo, pero nunca me tomo en cuenta.

Hasta que lo confronte, esto ya era mucho, cuando en mi posición, escogió a un tipo que no era mejor que yo, lo mio ya era personal, así lo sentí.

– Pero que nada es suficiente para que me alinee entrenador – pregunte en tono sarcástico, el tipo ni me volteo a ver, era como si ni existiera para el, ese día después de los entrenamientos, me decidí a hablar con el, pero no lo encontré, solo lo vi que iba saliendo, con el que me estaba supliendo, y me puse a seguirlo.

Al llegar a la casa, el tipo que me suplía, traía la mirada perdida, parecía un robot, y vi claramente que entro a su casa, me escurrí por el patio, trasero de la casa del entrenador, con la cámara encendida de mi celular, dispuesto a tomar algunas fotos o vídeo, de lo que pensé, era algún encuentro sexual, de intercambio de favores, al fin lograría que ese entrenador, se fuera de la institución, pero lo que vi, me dejo sin poder hablar.

En el sótano de la casa del entrenador, tenia una ventanilla, que daba al patio y ahí los vi, tomando el vídeo, note, que el tipo era amarrado, y untado con algún tipo de alimento, cuando note los ojos del entrenador, de un color amarillo, y desorbitados, vi que salían ratas que tenían en unas jaulas, algo que me estremeció, es que empezaron a comer del cuerpo del que me suplió, y el ni se quejaba, solo como un robot, veía como la sangre cuando lo mordían salia de su cuerpo.

Ahí vi al verdadero entrenador, con unos colmillos que le salían de su dentadura, al notar que empezaba a anochecer, me retire del lugar, no sin antes, prender lumbre en el lugar, aun escucho los graznidos y gritos en mi mente, pero si algo con certeza supe, es que no eran de un humano, si no de algún tipo de animal o ente demoníaco.

 

Mito de terror la mano peluda en el closet

Una familia como cualquier otra, que tenia apenas unos cuantos años de casados, y quería establecerse en una casa libre de preocupaciones de los familiares, en donde uno sabe que al tiempo, empiezan a ser una carga.

mito la mano peluda en el closet

Así consiguieron una casa de renta, en uno de los mas acomodados sectores de la ciudad de Aguascalientes Ags, ciudad emblemática e industrializada, y sobre todo muy pacifica, a comparación de las grandes urbes de la República Mexicana.

A Gonzalo le acababan de otorgar la plaza que tanto había anhelado, solo que al tener que cambiar de lugar de origen, no sabia como le afectaría a Mayela, la cual era muy apegada a sus padres.

La casa en la que se estaban instalando, tenia todo lo que cualquier mujer puede aspirar, cuando se esta recién casada, no faltaba nada, solo algo la inquietaba de manera irracional, y era ese closet, que tenia el cuarto de huéspedes, y en el que se ponía todos los días, a planchar el uniforme de su marido.

Una cosa mas que no le terminaba de cuadrar, era el porque las casas de enfrente de su casa, estaban habitadas, y de lado suyo las 4 casas dos de cada lado, parecían que estaban abandonadas.

Por mas que trato de establecer comunicación con sus vecinas, ninguna de ellas, le contestaba ni el saludo, algo que no podía entender.

Así pasaron los días, y la tensión, de la soledad y el extrañar a sus padres, hacían muy largas las horas de espera, y con las horas extras que le cargaban a su marido, solamente llegaba y bien cansado a dormir.

Por si fuera poco, en el Super que estaba a unas 5 cuadras de su hogar, escucho claramente a dos vecinas suyas que hablaban de la recién llegada, y apostaban cuanto duraría en esa casa, en donde se escuchaban cosas.

Desde ese momento la paz, que llego a tener, la empezó a perder, y llegaron los murmullos, y los trastes que se escuchaban se estrellaban y cuando ella llegaba, todo era tranquilidad, el acabo se llego cuando en una ocasión vio claramente la mano de un ente, que cerraba la puerta del closet, que tanto la inquietaba, y al ver llorar a su pequeña hija, esto fue la gota que derramo el vaso, ese día estaba por llegar, o se cambiaban de casa, o ella se regresaba a su Guadalajara querida.

Para colmo, su marido ese mismo día no llegaba, de repente la niña, se le escapo de las manos, y la escucho gritar, al llegar al cuarto, no daba crédito a lo que veía, era esa mano peluda, que la tenia de una de sus piernas sujetada, y la quería meter al closet, como pudo con un cuchillo lo corto, se salio de la casa a media noche y un taxi tomo, no se llevo absolutamente nada, y solo una nota a su marido le dejo,

“Me regreso a mi tierra, de donde nunca debí haber salido, si te sientes solo, ve en la noche al cuarto de planchado, lo que se quería llevar a tu hija, te puede hacer compañía”

Mito de los Dioses de la Muerte

Mito de los Dioses de la Muerte

Según las creencias de nuestros antepasados, cuando una persona fallecía, podría ir al Sol, el Tlalocan o el Mictlán, dependiendo la forma de su muerte. El primer destino, era para guerreros caídos en combate y mujeres muertas en parto, ya que esta era también una batalla. Al Tlalocan iban todos aquellos difuntos a causa de la madre naturaleza (ahogados, alcanzados por un rayo). El Mictlán era el noveno y último nivel del inframundo. A él iban los afectados de muerte natural o de enfermedades.

El Mictlán era gobernado por la dualidad, Mictlantecuhtli y Mictlancíhuatl, Señor y Señora del mundo de los muertos. Para llegar a él. había que pasar por un río, dos cerros que chocan entre sí, el lugar de la culebra que guarda el camino, el lugar de la lagartija verde, ocho páramos, ocho collados, el lugar del viento frío de navajas, atravesar el río Chignahuapan.

La palabra Mictlán ha sido traducida como: “lugar muy ancho; lugar oscurísimo; que no tiene luz ni ventanas”. Se le conoce también con otros nombres como Ximoayan, “donde están los descarnados“; Atlecalocan, “sin salida a la calle”, etc. Por lo que podría tratarse de la cueva por la cual se entra al mundo de los muertos, pero también era lugar de nacimiento de hombres. Para los misioneros del siglo XVI era el equivalente al infierno, aunque en el pensamiento nahua más bien se tenía como sitio en donde quedaban depositados los huesos de los antepasados.

El Mictlán, tenía nueve asientos en sentido vertical y cuatro “espacios” en sentido horizontal, orientados conforme a los rumbos del universo. Uno de los primeros pasos que se le presentaba al cuerpo era el de ser devorado (descarnado) para que en esa condición pudiera continuar su andar hacia el mundo de los muertos. Y quedar a merced de los Dioses que habitaban en algunos de los niveles del inframundo. Además de los principales mencionados anteriormente. Aparecen en parejas Ixpuzteque, “el de pie roto”, y su esposa Nezoxochi, “la que arroja flores”; Nextepeua, “el que riega cenizas” y su esposa Micapetlacalli, “caja de muerto”; Tzontémoc “El que cayó de cabeza” y Chalmecacíhuatl, “la sacrificadora”.

A manos de todos estos dioses de la muerte, cuando la vida de un hombre llegue a su final, y se encuentre en la región de los muertos: por siempre allá arderá, llorará, pasará hambre, varias formas de tormento le serán dados. Será gran desdicha porque siempre recibirán su merecido, padecerán en vida, nunca terminará su tormento.”

Mito del Kraken

Mito del Kraken

Según atestiguan las crónicas de los navegantes antiguos, cuando el agua estaba rebosante de peces y las redes a punto de reventar, los pescadores trabajaban con miedo, pues conocían sobre una temible criatura que excretaba sustancias capaces de atraer a su alrededor cardúmenes completos para luego alimentarse de ellos. Intervenir con este proceso podría significarles la muerte.

Su miedo tenia nombre; El Kraken, una enorme criatura marina proveniente de la mitología escandinava y finlandesa. Provista de grandes tentáculos que bien podrían hundir embarcaciones completas sin el menor esfuerzo; ojos rojos con los que controla cualquier movimiento de otras criaturas, tanto dentro como fuera de ellas; ventosas de unos 2 metros de diámetro recubiertas de lengüetas afiladas, que usaba para atacar.

Los avistamientos de este monstruo fueron más frecuentes en las costas del Atlántico Norte y de Noruega, donde en 1752 un obispo afirmó que el negro de las aguas de este país se debía al mecanismo de defensa del animal.

Desde fines del siglo XVIII, el Kraken se ha representado principalmente como un tipo de calamar gigante, sin embargo, en sus primeras descripciones se asemejaba más a cangrejos parecidos a pulpos, mezclados con ciertos rasgos de grandes ballenas. También algunas de sus temidas características se relacionan a las actividades volcánicas submarinas que ocurren en la región de Islandia, incluida el agua burbujeante, las corrientes peligrosas y la aparición de nuevos islotes.

El dorso de un Kraken adulto tenía una enorme longitud, una joroba y tentáculos que flotaban como flecos de algas, por esta razón se le confundía comúnmente con una isla, y cuando los marinos desembarcaban sobre él, solamente daban un paso hacia su muerte.

Los marineros de barcos de vela, vigilaban nerviosamente las aguas profundas, esperando no ver algún burbujeo abundante, o el lecho marino iluminado por un par de ojos tan rojos como el fuego, señales inequívocas de que el monstruo estaba cerca, listo para emerger de las profundidades dispuesto a atacar cualquier embarcación que se cruzara en su camino y luego devorar a los hombres que caían al mar. Pues esos fuertes y largos tentáculos que poseía eran capaces de enroscarse con facilidad en los mástiles de las naves y así, llevarlas al fondo del océano. Tan temido como la criatura era el remolino creado al sumergirse pues esto restaba las posibilidades de vida para que cualquiera que se hubiese salvado de su ataque directo.

La apariencia monstruosa de esta criatura, su gran tamaño y el gran poder destructivo, le consiguieron un lugar en la literatura de ciencia ficción, siendo incluso posible que el escritor Julio Verne, se haya inspirado en él para escribir el ataque del calamar gigante en la novela “20,000 Leguas de viaje Submarino”.

Una historia popular de las regiones del norte señala que el obispo de Midaros levantó un altar sobre la roca de una playa y celebró la Santa Misa sin saber que se hallaba sobre el lomo de un Kraken. En esta ocasión, el monstruo esperó el término de la ceremonia, luego se deslizó hasta el agua y desapareció. Solo que no todos tuvieron este privilegio, afirmaban que al ver uno de sus tentáculos no era necesario correr, pues no había un destino distinto que sus fauces. Y si el Kraken logra poner totalmente su cuerpo fuera del agua, “Sera el fin del mundo“.

Mitos ¿Verdad o Mentira?

Mitos Verdad o MentiraLos mitos son relatos que conservan su sentido tradicional, protagonizados por seres mitológicos (héroes, dioses, etc.) y que se representan en historias de una cultura específica señalando sus principales creencias.

Los mitos son reales, fueron plasmados en textos y trasmitidos por generaciones, pero no es sinónimo de que sean verdaderos, es decir, los mitos que equivalen a un dios en particular pueden ser reales porque fueron representaciones de una cultura o religión, pero a ciencia cierta solo fue un suceso, ya que no se han comprobado la existencia de estos dioses.

Entonces, los mitos deben ser respetados por su carácter cultural, pero debes recordar que no son más que mitología (conjuntos de mitos de una cultura). Desde luego algunos no se fundamentan en culturas o religiones, por lo que son creados desde la imaginación representando algún suceso.

Otros de los aspectos para resaltar es la necesidad de los mitos de ser trasmitidos, actualmente es poco probable que surja un nuevo mito ya que la generación no cree en lo inexplicable y las culturas han desaparecido en su totalidad, mientras que otras rescatan parte de ellas guardando sus relatos y trasmitiéndolo a sus hijos con la esperanza de que estos respeten las tradiciones.

Mito de la jerarquía del Infierno

Así como nosotros manejamos rangos militares o estratos sociales, entre los Ángeles Caídos también existen cargos de autoridad. Estos Ángeles son aquellos que en un tiempo se rebelaron ante Dios, y hoy son los demonios causantes de la inmortalidad, crímenes, desastres, guerras, hambre, enfermedades y todo aquello que signifique sufrimiento para la humanidad. Los demonios tomaron como rey a Satanás y comenzaron una batalla contra Dios y sus ángeles por alma del hombre, por eso son también nuestro enemigos. Continue reading

Mito del Aswang

Aswang (AFI: [a’swaŋ]) es un duende, brujo o demonio de la mitología filipina. Una criatura realmente mala, semejante a un vampiro devorador. Dueña de un poder tan enorme que le permite transformarse en cualquier cosa, incluso objetos inanimados. Se alimenta de niños, mujeres embarazadas, fetos y personas enfermas. Una vez que ha dominado su víctima, la sustituye con una copia echa de leña y hierba. Esta réplica es enviada a casa mientras que el Aswang se lleva a la persona real para ser asesinada y devorada, empezando por sus partes favoritas del cuerpo que son el hígado y el corazón. Cuando el duplicado llega a casa, al poco tiempo enferma y muere. Continue reading

Mito de Hel, la reina de las tierras de la muerte

Mito de Hel, la reina de las tierras de la muerte

Hel, es el nombre otorgado a la Reina de los nueve mundos infernales de los pueblos nórdicos. Según el mito, estos se encuentran en un territorio llamado Niflheim (mundo-tierra nebulosa). Su reino el Helheim (casa de Hel) está dentro de altos muros y atravesado por el rio Slid, cuyas aguas infectadas desprenden constantemente un vapor tóxico. Para llegar, se recorre tortuosa y larga carretera, con dirección siempre al norte y hacia abajo. Su visión es repugnante, aunque completamente carente de color, un paisaje frio y desolador.

Entrar en este infierno es una experiencia terrible, porque el espíritu se encadena con lazos irrompibles antes de la muerte y el alma es arrancada por un viento helado cargado de angustia. En este momento, se envían Las Criadas para acompañarles; estas tenebrosas damas muertas, aparecen de noche solo para atormentar a los moribundos mostrándoles una visón de los horrores que le esperan en el otro mundo.

Se entra por una majestuosa puerta negra, que aturde los oídos con tristeza cada vez que se abre. Entonces se ve al Garm (devorador), un horrible perro infernal y a la misma reina Hel dando la bienvenida, señal inequívoca de que ya no hay marcha atrás, se ha fallecido y ninguna oración es válida. Aquí vienen a parar solamente aquellos que no han caído en combate, como los viejos y enfermos.

Hel, transforma la realidad de los condenados, maneja las sombras para mostrar falsa materia sólida en forma de muros y cuevas. Dejando un lugar en lo profundo del abismo designado a los hechiceros o adeptos a las artes oscuras. Es allí, en la residencia más temible donde el nigromante contempla con horror el destino de su alma. Hel lo observa, espantosamente pálida, disfrutando su tortura.

La palabra inglesa “Hell” proviene del nombre de esta Reina infernal, cuya raíz se deriva de la Anglosajón Hélan o Helan (cubrir, ocultar”), incluso la palabra “matar” en el lenguaje norsa dice At Slaa ihel (i-Hel).

Durante sus apariciones en la tierra de los vivos, tomó muchas formas; se decía que solo los perros podían reconocer su cercanía y daban aviso ladrando en la puerta de la casa del próximo moribundo. En forma de toro, la reina llevó muerte y desolación, iba de granja en granja sembrando la muerte con su aliento. A veces era una cabra o un caballo blanco de tres patas. Su visión auguraba fallecimiento; por fortuna, solía decirse que bajo el aspecto de animal, podía pagársele con una medida de avena para satisfacer sus necesidades, librándose así de la muerte, después de una terrible enfermedad.

A mediados del siglo XIV, Hel fue vista a menudo como una anciana sin dientes, así recorrió el país con un rastrillo o una escoba en la mano. Cuando utilizaba el rastrillo pocos se salvaban, al utilizar la escoba, todos morían.

Pero su forma más conocida, es la de una mujer con la mitad derecha hermosa y pálida como la aurora, en contraste con la otra mitad, la imagen terrible de putrefacción, exhalando vapores nauseabundos con la piel cubierta de un limo verdoso, y con una mirada sin ojo que penetraba el corazón del desafortunado, helando hasta su espíritu.